Cómo me recuperé 2 veces de la cintilla iliotibial o lesión del corredor

Sports knee injury x-ray concept

Desde Total Triatlón queremos seguir con la temática sobre salud iniciada hace unas semanas. Esta sección la iniciamos hablando sobre la cintilla iliotibial o lesión del corredor, y en descubrimos “Qué es”, “Cómo se produce”, “Cómo detectarlo” y “Cómo tratarlo”.

Si lo recodamos, la cintilla iliotibial es una afección que habitualmente sufren los corredores de larga distancia y en ocasiones también los ciclistas. Esta lesión se trata de una tendinitis de la banda iliotibial que en algunas ocasiones puede ir acompañada de bursitis.

En un par de ocasiones durante el pasado año sufrí esta lesión del corredor, la segunda por no esperar a estar lo suficientemente recuperado. Para conseguir recuperarme, la trate de la siguiente forma:

  1. Parar cuanto antes

Lo primero que hay que hacer cuando caemos lesionados de la cintilla iliotibial es parar cuanto antes, para evitar que la lesión se agrave. Quizás no sea el mejor momento para parar porque puede que estemos preparando alguna carrera, pero si paramos, a la larga puede ser mucho peor.

  1. Reposo

Además de parar cuanto antes, es necesario realizar el reposo necesario hasta conseguir que nos hayamos recuperando plenamente. A pesar de que realicemos reposo, es bastante beneficioso la realización de estiramientos de la zona lesionada.

  1. Hielo/Calor

Para avanzar en la recuperación de la lesión de la cintilla iliotibial es fundamental realizar el juego de frio-calor al menos 2 veces al día, con esto conseguirás bajar la inflamación si la hubiese, los calambres y alivia el dolor.

  1. Crema antiflamatoria

Adicionalmente al hielo, al calor y a los estiramientos, el uso de las cremas antiflamatorias es básico porque ayuda a reducir la inflamación de la rodilla. Una vez que la rodilla haya reducido la inflamación gracias a la crema y al hielo, será el momento del siguiente paso. Eso sí, aunque la inflamación haya descendido, se puede seguir dando crema para que la lesión no empeore.

  1. Ir al fisio

Otro paso esencial para conseguir la plena recuperación de la lesión, es ir al fisio para tratar la cintilla. En las dos ocasiones que estuve lesionado, ellos fueron quienes terminaron de curarme con electroterapia y punción seca. Aunque pueda dar algo de reparo la punción seca, ayuda a la recuperación de una forma maravillosa porque quita los nudos, que son fibras de los músculos que se han contraído.

Teniendo en cuenta todos los aspectos anteriores, en alrededor de un mes deberías de estar totalmente curado. La vuelta a los entrenamientos ha de hacerse totalmente paulatina para evitar volver a recaer en esta temida y fastidiosa lesión.

Apasionado de los deportes. Practico Running, Natación, Trail Running, MTB, Ciclismo, Fútbol y Padel.
MTB: Scott Scale 760.
Carretera: Giant Propel Advanced 1 2016
Iniciándome en el mundo del triatlón. Reto: IronMan.
Lo grabo todo con mi GoPro Hero 4 Silver,

Facebook Twitter LinkedIn Google+ YouTube  

Deja un comentario