Crónica Behobia- San Sebastián 2018


 

Este pasado fin de semana, se celebró en Donosti la 54 edición de la Behobia- San Sebastián.

Era una carrera que le tenía unas ganas tremendas. Si tú aún no la has corrido, me gustaría acercarte y desgranar uno por uno los aspectos de la carrera.

Ambiente
Una carrera en la que más de 30.000 se dan cita es muy probable que no te defraude, y desde luego que no lo hizo. Esta carrera tiene tanta fama y es realmente merecida porque si hay algo que hace mágico a esta carrera, no son los corredores o recorrido sino la gente que se vuelca y sale a las calles a animar y celebrar esta fiesta del running.

Organización
A pesar de ser una prueba con gran cantidad de ediciones y con un montón de personas en la organización, siempre hay cosas chulas, y cosas que mejorar:

  • Baños: Antes de correr la organización puso gran cantidad de baños portátiles algo que escasea en un montón de carreras y la verdad que es de agradecer.
  • Bolsa del corredor: De las bolsas más tristes que he visto en mi vida. Después de pagar 45€ la bolsa únicamente contaba con dorsal y camiseta. Nada más.
  • Feria del corredor: La feria además de estar a tomar por saco de San Sebastián,  no tenía nada, tres tristes stand que no hacen gala a la carrera que tienen.
  • Zona de avituallamiento final: El avituallamiento final lo normal de una carrera, una bolsa con algo de fruta, bebida isotónica, agua algún producto que daban en alguna carpa cercana.
  • Avituallamiento: Respecto al avituallamiento en carrera, 7 puntos de avituallamientos, algo que es raro ver en solo 20kms pero la verdad que viene muy bien para aquellas personas que necesiten para o beber algo más.
  • Recorrido: Personalmente un recorrido súper chulo que me gustó en cantidad y que ayudó sobre todo por el gran ambiente que se vive en cada metro de ella.

Mi carrera

Como conté más arriba, tenía muchísimas ganas de correr esta carrera y aunque todo el mundo hablaba maravilla de esta carrera, también decían que era una carrera dura y exigente pero a mi no me lo pareció.

Tras comenzar la carrera, los primeros kilómetros había demasiada gente y costaba coger un ritmo decente porque se cruzaban constantemente y porque había zonas que no eran demasiado anchas.

Una vez superado el kilómetro 3, ya pudimos comenzar a correr a su ritmo, y tenía muchas ganas de seguir porque me encontraba bien. El objetivo inicial era hacer 1h25 minutos sin forzar porque tengo la Maratón de Valencia el 2 de Diciembre pero ví la liebre de 1h20min a tiro, decidí cogerla y aguantar unos metros en el grupo en el que iban cerca 70 personas. Alrededor del kilómetro 7 y algo, observo que el grupo va demasiado lento y que tengo fuerza para tirar adelante, que la liebre se está quedando atrás y tiro para delante.

Me sigo encontrando bien, recuperando algo de tiempo perdido en los primeros kilómetros. La carrera tiene sube y bajas pero me rodeo de grandes runners que me ayudan a ir mucho más rápido. Sé que en los últimos kilómetros hay una cuesta durilla pero ya queda menos para la meta. Me llevo una enorme sorpresa cuando acabando la cuesta más dura, oigo a mi amiga coral y su mirado con me gritan y me animan. Esto me da ánimo, me encuentro bien para los 3 kilómetros que me quedan y decido apretar, hasta conseguir llevar al zona de meta.

Finalmente completé los 20kms en 1h21min46 segundos.

Apasionado de los deportes. Practico Running, Natación, Trail Running, MTB, Ciclismo, Fútbol y Padel.
MTB: Scott Scale 760.
Carretera: Giant Propel Advanced 1 2016
Iniciándome en el mundo del triatlón. Reto: IronMan.
Lo grabo todo con mi GoPro Hero 4 Silver,

Facebook Twitter LinkedIn Google+ YouTube  

Deja un comentario