Crónica Media Maratón Rock and Roll Madrid 2017


El pasado domingo 23 de Abril, se celebró en la Capital de España, la 40 edición de la Maratón de Madrid. Este año la carrera estrenaba la insignia de oro, y entre todas las distancias, llenaron las calles de Madrid más de 35.000 atletas.

Este 2017, corrí la Media Maratón, pero si te estás interesado en saber más información sobre esta carrera, a continuación les cuento cómo fue la carrera.

Ambiente 

Nunca antes había corrido esta carrera, y aunque me habían hablado maravillas, tenía ganas de comprobarlo en primera persona.

El ambiente que se vive en esta carrera es sencillamente sensacional, jamás había visto similar en Madrid, salvo en la San Silvestre Vallecana. Gran cantidad de gente durante prácticamente todo el recorrido, con una afición y unas ganas de animar que te llevaban en volandas durante muchos muchos kilómetros, lo que hace que se está carrera se sume al calendario de gran cantidad de corredores.

Recorrido

La carrera contaba con 3 distancias: 10, 21 y 42 kilómetros. La distancia reina pasaba por algunos de los puntos más emblemáticos de la capital, lo que convierte esta carrera en algo realmente espectacular.

Este fue el recorrido de la maratón:

Si quieres ver todos los recorridos, puedes verlos aquí.

Organización 

En las distintas carreras de la Edp  Rock & Roll Madrid 2017 corrimos 35.000 corredores, y de ahí podemos destacar lo siguiente en cuanto a la organización:

  • Voluntarios: Gracias a ellos, las carreras salen redondas. Durante toda la carrera, hubo gran cantidad de voluntarios. Los avituallamientos estaban llenos de personas, para que nadie se quedase sin poder coger agua, plátano, powerade o geles.
  • Avituallamiento: Durante el recorrido hubo los avituallamientos perfectamente repartidos por mismo. Cómo señale anteriormente, en ellos se daban agua, plátano, powerade y geles. Quizás alguna alternativa a geles, como barrita, habría venido bien a algunos atletas.
  • Bolsa del corredor: Durante la entrega del dorsal, se hizo entrega de la camiseta de la carrera, una toalla, unos calcetines conmemorativos, y un hornazo típico de la tierra. Además, al finalizar la carrera se hizo entrega de una botella de powerade, una botella de agua, un batido, un plátano, una manzana, tortitas de maíz, una naranja y un croissant.
  • Entrega de dorsales: La entrega se realizó en IFEMA. Es comprensible que al ser una carrera multitudinaria, sea un lugar grande, pero el hecho de tener que desplazarse hasta las afueras de Madrid, y sin un lugar donde poder aparcar, es algo fuera de lugar, y que se debería cambiar.
  • Aseos: Es cierto que tanto en la zona de guardarropa, como en la salida había aseos portátiles, pero las zonas eran interminables, lo que debería hacer que la organización incremente el número de aseos de forma considerable.

Mi carrera

Llegué a la carrera con el tiempo suficiente como para colocarme bien en mi cajón 2 de salida sin tener la necesidad de molestar a nadie que fuese a ir más rápido que yo.

En los primeros metros, una marea de gente que costaba adelantar, pero una vez superado el primer kilómetro, ya se puso correr de una manera más cómoda. Durante los primeros kilómetros estaba subiendo la Castellana con un tiempo superior al que buscaba, por lo que decidí, que el objetivo era subir a 4min/km, para después apretar en la bajada.

Hasta Plaza Castilla todo bajo control, y con muchas mejores sensaciones y ritmo de lo esperado. Una vez comenzamos la bajada de las Castellana, el objetivo era no perder lo ganado, y esperar a bajar Bravo Murillo para comenzar a meter chicha. Bajé parte de Bravo Murillo a menos de 3,40min/km y me sentí súper cómodo.

Superado el kilómetro 10, comencé a sentir molestias en la pierna izquierda, en el mismo lugar donde me lesioné hace 2 años con la Cintilla iliotibial. A pesar de ello, seguí a ritmo marcado, pero en el kilómetro 14, comenzaron los dolores más intensivos.

A pesar de los dolores, decidí no parar, decidí seguir aunque me quedaba un tercio de carrera, y podría ser peor que parar. Tiré a mi ritmo, y que fuese lo que fuese. A medida que avanzaban los metros, el dolor se mantenía y me tocó bajar el ritmo.

La subida de Alfonso XII se me hizo realmente dura por los dolores, pero ya no quedaba nada para alcanzar la meta. Finalmente me salieron 21,40km y conseguí acabar en 1h y 25min.

Estos son los tiempos facilitados por la organización.

 


Apasionado de los deportes. Practico Running, Natación, Trail Running, MTB, Ciclismo, Fútbol y Padel.
MTB: Scott Scale 760.
Carretera: Giant Propel Advanced 1 2016
Iniciándome en el mundo del triatlón. Reto: IronMan.
Lo grabo todo con mi GoPro Hero 4 Silver,

Facebook Twitter LinkedIn Google+ YouTube  

Deja un comentario