Crónica Santander Triatlón Series Madrid


Este pasado fin de semana, se celebró en la Capital del España, una nueva edición del Santander Triatlón series, en la que más de 2.000 atletas se dieron cita entre sábado y domingo para realizar las distintas pruebas como la travesía y acuatlón el sábado o las distintas modalidades de triatlón el domingo.

El Santander Trialtón Series en Madrid es sinónimo de apuesta ganadora segura. Ya son varias ediciones, y no defrauda nunca. Además, es uno de los triatlones dónde más gente debuta en triatlón.

Ambiente

A pesar de que hay de gente vacaciones, que se celebraba otro triatlón en Riaza y que el día iba a ser caluroso, el ambiente que se vivió en la Casa de Campo, fue realmente espectacular como siempre. Estar rodeado de tanta gente sana que quiere disfrutar del triatlón, convierte un día normal, es una fiesta del triatlón. 

Organización

A pesar de que se celebran múltiples triatlones en la Casa de Campo, parece que ser la organización, se niega a aprender de algunos errores pasados, e incluso empeora algunas de las cosas que funcionaban bien:

  • Recogida del dorsal: En todos los triatlones que he corrido, siempre ha existido la opción de recoger el dorsal el mismo día de la prueba. Desde la organización señalaban que no se podía recoger el mismo domingo. Algo incomprensible que hacía que te tuvieses que desplazar 2 días distintos a por el dorsal. Finalmente los no lo habían recogido el sábado, pudieron hacerlo el domingo.
  • Entrada a boxes: A diferencia del triatlón Villa de Madrid, la entrada a boxes fue algo más ordenada, aunque se formaron filas enormes para poder entrar, pero habían dicho que fuésemos con tiempo de sobra para ello.
  • Aparcamiento: A pesar de que la prueba se realiza en Madrid, es necesario coger coche para trasladarse hasta la Casa de Campo. Una vez allí, es casi un martirio encontrar aparcamiento, y desde la organización podrían hacer por facilitarlo como poner algunos voluntarios controlando las zonas de parking.
  • Puntualidad: Si hay algo que no gusta nada, es que desde la organización se incumpla con el horario. Salir 20 minutos más en salir por algo que después está sin arreglar, no es ni mucho menos normal.
  • Rampa de subida de natación: Que en una carrera donde en la natación, lo único que ayuda es una rampa, se falle esto y que te obliguen a esperar casi 20 minutos para después no estar listo es algo que no tiene sentido. La organización debería ser más ágil para resolver estos inconvenientes porque era bastante costoso subir desde el agua hasta el pantalán aún con los voluntarios ayudando.
  • Avituallamiento: Respecto al avituallamiento en carrera, nada que destacar, en la carrera a pie, había 1 sólo avituallamiento en cada vuelta y con pocos voluntarios para todos los participantes que érams.
  • Zona de avituallamiento final: El avituallamiento fue un vaso de agua, un trozo de sandía y una cerveza. Ni bebida isotónica, ni nada más sólido de comer. Algo que ya les vale después de lo que cuestan los triatlones.
  • Separación de tandas: Lanzar a 600 personas al agua en 5 minutos es algo que no debería estar permitido por las dimensiones del lago. Por suerte me tocó en la salida 1, pero se junta tanta gente en algunas zonas, que es prácticamente imposible salir indemne de ese barullo.
  • Recorrido:
    • Natación: En este segmento hubo un cambio de recorrido respecto a otras veces, algo que hacía pasar más cerca de las paredes y con menos espacio para poder nadar tantas personas a la vez.
    • Ciclismo: El cambio de recorrido respecto al pasado año –el mismo que en el Triatlón Villa de Madrid- favorecía a los triatletas porque era más llevadero que dar 3 vueltas a un mismo circuito. Además, el hecho de ir por carretera gran parte de los 20kms, hacía que el terreno fuese firme y sin tantos rotos en el asfalto. La única pega, la familia que viene a vernos, nos ve pasar menos veces.
    • Carrera a pie: El mismo recorrido de años atrás, con 2 vueltas a un circuito de 2Km y poco. Agradable porque se hace bajo la sombra de los árboles.
  • Bolsa del corredor: Lo habitual en una carrera, el dorsal, el gorro, y una camiseta. Además, en esta ocasión, iba un red-bull y un pequeño KH7 para limpiar la bicicleta.

Mi carrera

El Santander triatlón Series fue mi cuatro triatlón distancia sprint, y aunque sé que podría haberlo hecho mejor, estoy contento por la reacción que tuve al mal comienzo.

 Natación:

La prueba comenzó con retraso porque se había caído la rampa de salida del agua, algo que no consiguieron arreglar. Al pasar al pantalán me coloqué en la parte derecha para no llevarme demasiado golpes, pero hubo compañeros que decidieron que era mejor ponerse en segunda fila, mejor que ir al fondo, algo que hizo que los primeros metros tras lanzarse al agua, fueran una auténtica batalla.

La cantidad de triatletas nadando, la suciedad de agua y los golpes, hicieron que fuese mi peor natación de largo de todos los triatlones que llevo. Aun llevando 600 metros de natación y habiendo salido en la primera tanda, los golpes, agarrones a los pies no cesaban.

Finalmente, alrededor de 15 minutos la natación. 

Ciclismo

Una vez acabada la natación tocaba darle a los pedales. Salía con ganas porque en el Triatlón Villa de Madrid, el recorrido me había gustado mucho, y había hecho un tiempazo con una buena velocidad media.

La salida dentro de lo correcto, con una buena transición pero cuando quise meter plato grande, nada, no entraba el plato grande por más que lo intentaba una y otra vez. Por ello, decidí meter piñon pequeño e intentar tirar lo máximo posible.

Poco a poco fui tirando, y con los ánimos del dorsal 833, conseguí tirar todo lo fuerte que pude. A partir del kilómetro 5, conseguí meter el plato grande y las palabras del dorsal 833 me animaron una barbaridad “vas muy fuerte, ponte a rueda”. Desde entonces me fui dando relevos cortos con él y comenzamos a pasar gente.

Más adelante, pasamos a otro triatleta que se unió a nosotros, y nos ayudó a darnos relevos, con los que fuimos cogiendo a otros ciclistas, hasta que hicimos un grupo de 7-8. Justo en ese momento nos pasaron como balas algunos pros, y pudimos quedarnos con ellos. De repente me vi, en un grupo de 20 ciclistas, rodando a 58km/h y realmente cómodo.

El grupo se rompió al entrar de nuevo en la Casa de Campo, y cómo me encontraba fuerte, decidí irme con ellos, aunque mi presencia en ese grupo, duró apenas 1 kilómetro y medio más. Entonces decidí tirar solo por mi cuenta y hacer los últimos kilómetros a tope, por lo que en 2 momentos casi caigo al suelo.

Carrera a pie

Tras dejar la bicicleta, tocaba correr, y esta vez tenía claro que quería pasarlo mal al final de la carrera a pie. Por ello, comencé a un ritmo tranquilo para después irlo incrementándolo. De hecho, el último kilómetro y medio lo hice en 3,40min/km y entré bastante fresco a meta.

Mi tiempo fue de 1h, 11min, 30seg con transiciones incluidas.

Apasionado de los deportes. Practico Running, Natación, Trail Running, MTB, Ciclismo, Fútbol y Padel.
MTB: Scott Scale 760.
Carretera: Giant Propel Advanced 1 2016
Iniciándome en el mundo del triatlón. Reto: IronMan.
Lo grabo todo con mi GoPro Hero 4 Silver,

Facebook Twitter LinkedIn Google+ YouTube  

One thought on “Crónica Santander Triatlón Series Madrid

  1. Pingback: Crónica Santander Triatlón Series Madrid - TRI NOTIS

Deja un comentario