Crónica VI Media Maratón Salamanca


El pasado domingo 5 de Marzo, se celebró en Salamanca la VI edición de la Medio Maratón de Salamanca. Esta media maratón se está convirtiendo ya en una carrera que poquito a poco va cogiendo solera, y que gusta mucho a los corredores.

Para que los lectores lo sepan, las 2.500 inscripciones se agotaron en menos de 5 horas, lo que da una idea del atractivo de la carrera.

Para todos aquellos que estén interesados en saber más información sobre esta carrera, a continuación les cuento cómo fue la carrera.

Ambiente 

A pesar de que el día estaba nublado, que amenazaba lluvia y que hacía frío,  el ambiente que se vivió durante la celebración de esta media maratón fue sencillamente espectacular. Entre los corredores se vivió una gran carrera, pero lo que hizo que este ambiente fuese maravilloso, es el hecho de que la ciudad prácticamente se volcó con la carrera, y había personas animando a lo largo de todo el recorrido.

En determinadas zonas del recorrido, el ambiente me recordaba al que se puede vivir en la San Silvestre Vallecana, gente animando sin parar, lo que convertía dichos kilómetros en algo llevadero.

Recorrido

El recorrido de 21,097 metros era bastante duro, con constante sube-baja que no permitían recuperar durante largas zonas, pero tenía la suerte de recorrer puntos emblemáticos de la ciudad como la Plaza Mayor o Puente Romano.

Las dos zonas de mayor dureza se encontraban entre el kilómetro 8-9 y del 16 al 18, con una cuestas que hicieron bastante pupita a algunos, entre ellos a mi….  

El recorrido fue este (perfil incluido):

Organización 

En la media maratón corrimos 2.500 corredores, y de ahí podemos destacar lo siguiente en cuanto a la organización:

  • Voluntarios: Tal y como comenté más arriba, durante la carrera la gente se volcó con la carrera, y había gran cantidad de voluntarios de todas las edades dispuesto a echar una mano.
  • Avituallamiento: Durante el recorrido hubo 4 avituallamientos en los que se daba agua, más el avituallamiento final. Es cierto que lo único que se ofrecía era agua, y no había nada de sólido, ni bebida isotónica. Quizás, los voluntarios deberían haber quitado el tapón antes de entregar la botella a los atletas, algo que se agradece.
  • Bolsa del corredor: Durante la entrega del dorsal, se hizo entrega de la camiseta de la carrera, unos calcetines conmemorativos, y un hornazo típico de la tierra. Además, al finalizar la carrera se hizo entrega de la bolsa del corredor que incluía (bebida isotónica, agua, cerveza radler, caldo Aneto, bollo y fruta).
  • Entrega de dorsales: La entrega se realizó en el Pabellón de Deportes Julián Sánchez “El Charro”, situado junto a la salida de la carrera. El horario para poder recogerlo fue el sábado 4 durante casi todo el día, y el mismo día de la carrera, antes de la celebración de la misma, algo que ayudó mucho a los íbamos de fuera de la ciudad.

Mi carrera

Llegué a la carrera con el tiempo suficiente como para colocarme bien en mi cajón sin tener la necesidad de molestar a nadie que fuese a ir más rápido que yo.

En los primeros kilómetros el grupo salió muy compacto, y durante los 2 primeros kilómetros era difícil moverse porque en todo momento estaba uno rodeado de corredores, por lo que fue complicado irse hacia delante.

Una vez que cada uno encontró su hueco y su ritmo, me propuse tirar sin forzar demasiado, pero consciente de que 3 semanas atrás había hecho otra media maratón y que llegué con gas en las piernas por quemar, por lo que me propuse llegar habiéndolo dado todo.

Hasta el kilómetro 9 todo sin novedades, me fui encontrando bien, con un buen ritmo. Llegado a este punto, en la cuesta del kilómetro 8me sentí cómodo y tiré fuerte para adelantar algunos puestos. Llegando al 9 me pasó el globo de 1h 20min, lo que me sentó como una patada en las pelotas, pero sabía que no era mi ritmo, por lo que decidí seguir con la carrera que llevaba.

Cuando llegamos al kilómetros 16, la carrera comenzó a picar para arriba, algunos corredores se quedaban y otros tiraban para delante. La cuesta se hizo más larga de lo que me hubiese gustado y una vez arriba me dio un dolor enorme en los abdominales  y espalda, que me impedían correr a mi ritmo. Era bajada y era consciente de que podía ir más rápido, pero el dolor no me lo permitió, por lo que intenté tirar a pesar del dolor. Llegando casi al 19,5, el dolor se redujo y pude tirar, aunque aparecía de vez en cuando.

La recta de meta parecía lejana pero se iba acercando zancada a zancada, y las últimas fueron especiales tras ver el tiempo en el que entraba en meta.

Finalmente acabé los 21,097m en 1h 25min 40 seg, súper feliz por bajar tanto el tiempo en esta distancia, pero consciente de que podría haberlo hecho mejor.

Apasionado de los deportes. Practico Running, Natación, Trail Running, MTB, Ciclismo, Fútbol y Padel.
MTB: Scott Scale 760.
Carretera: Giant Propel Advanced 1 2016
Iniciándome en el mundo del triatlón. Reto: IronMan.
Lo grabo todo con mi GoPro Hero 4 Silver,

Facebook Twitter LinkedIn Google+ YouTube  

Deja un comentario