Pregunta frecuente: Cómo se inventó el basquetbol?

¿Cuál fue el motivo por el cual se creó el baloncesto?

James Naismith, un profesor canadiense de educación física, inventó el baloncesto en 1891 en la YMCA de Springfield, Massachusetts, Estados Unidos. El deporte ganó rápidamente popularidad y se expandió por las universidades y colegios norteamericanos a principios del siglo XX.

¿Cuáles son las reglas en el basquetbol?

Las 13 reglas originales del basquetbol

  • Se puede lanzar el balón con una o dos manos en cualquier dirección.
  • Es permitido palmear el balón con una o ambas manos en cualquier dirección.
  • Es prohibido correr con el balón en las manos. …
  • El balón solo puede sujetarse con las manos, no con los brazos ni con el cuerpo.

¿Dónde se inventó el baloncesto?

Tal día como hoy, hace 125 años, se jugó el primer partido de baloncesto de la historia. Este deporte fue inventado por James Naismith, un profesor canadiense de educación física de la YMCA de Springfield, Massachusetts, Estados Unidos.

¿Quién fue el inventor del baloncesto?

James Naismith​ (Almonte, Canadá, 6 de noviembre de 1861-Lawrence, EE. UU., 28 de noviembre de 1939) fue un profesor de educación física, entrenador y capellán castrense. Inventó el deporte del baloncesto en 1891 y también se le atribuye el uso del primer casco de fútbol americano.

¿Qué año fue creado el baloncesto?

Y así fue como adaptando algunos elementos de juegos familiares y de otros deportes, Naismith inventó el baloncesto en 1891. Trece reglas básicas guiaron el juego, que incluía dos cestas de melocotón como objetivo del juego y donde había que introducir una pelota.

ES INTERESANTE:  Cómo se marcan los números en baloncesto?

¿Cuáles son las 13 reglas de basquetbol?

Las trece reglas originales del básquetbol

  • El balón se puede lanzar en cualquier dirección, con una o con dos manos.
  • El balón puede ser golpeado en cualquier dirección, con una o dos manos (nunca con el puño).
  • Un jugador no puede correr con el balón. …
  • El balón debe llevarse en las manos o entre ellas.